29 sept. 2011

Iberia planea lanzar en una semana su línea de bajo coste




La filial asumiría la mitad de los aviones de corto radio
Madrid - 29/09/2011

El consejo de administración de Iberia prevé aprobar el próximo martes 4 de octubre el lanzamiento de la nueva compañía para operar a menor coste los vuelos de corto y medio radio, según fuentes del sector conocedoras de la operación, que señalan que a esa aerolínea se traspasarían 37 aviones de la familia A-320 de los 69 que declara actualmente la compañía en su web.
El consejo de administración tratará el asunto el próximo martes
Dos días después, el jueves, el consejo de IAG (la empresa resultante de la fusión de la aerolínea española con British Airways) deberá ratificar la decisión. El portavoz oficial de Iberia declina confirmar o desmentir la noticia y se limita a afirmar que siguen las conversaciones a ese respecto con el sindicato de pilotos Sepla.
La creación de una nueva aerolínea para operar los vuelos nacionales y europeos fue anunciada por el consejero delegado, Rafael Sánchez-Lozano, en octubre de 2009, con la intención de que comenzase a operar a finales de 2010. Llegó incluso a hablarse del nombre, Iberia Express. Algunos colectivos de la compañía, como los tripulantes de cabina (azafatas), negociaron cláusulas en su convenio que tenían en cuenta esa posibilidad, pero los pilotos se empeñan en mantener en la propia Iberia los vuelos de corto y medio radio para alimentar los más rentables, los viajes transatlánticos.
El Sepla sostiene que su convenio impide que Iberia pueda externalizar legalmente tantas operaciones y durante meses han insistido en que sus propuestas de recortes y mejora de la productividad hacen que sea más barato mantenerlos dentro de la compañía que fuera.
La dirección de la empresa asegura que no le salen los números y que necesita una solución estructural para que los vuelos de corto radio no sean un agujero sin fondo. Con la creación de la nueva compañía se avecina, por tanto, un conflicto seguro con los pilotos.
Iberia ha intentado otras soluciones para externalizar los vuelos de corto y medio radio, como encargar a su filial Air Nostrum más vuelos y también a su participada Vueling (tiene el 45,85%), a la que alquiló seis aviones para operar en la temporada de verano. Pero ese acuerdo (que se había prorrogado hasta primavera) se ha roto por las quejas de los pasajeros de Iberia y Vueling ha devuelto ya cinco de los seis aparatos.








No hay comentarios:

Publicar un comentario